Evita… más viva que nunca

  • Por Roberto Villalobos Atlas | info@villalobosatlas.com.ar
  • Publicada en la Revista “Convicciones” Edición de la Agrupación Azul SUTECBA – Municipales de Capital

A 60 años del fallecimiento de nuestra compañera Eva Duarte de Perón, hoy más que nunca los jóvenes que integramos y militamos activamente en el gremio, reafirmamos nuestro compromiso de lealtad con esta gran mujer que revolucionó nuestra querida Patria. Muchos de nosotros no llegamos a conocerla físicamente y no tuvimos el honor de escuchar sus admirables discursos, como así tampoco seguir de cerca todas sus obras benéficas dirigidas a los más despojados. Gracias al avance tecnológico, la bibliografía y la memoria fresca de nuestros padres y abuelos nos permiten recorrer su maravillosa historia. Uno de los ejes fundamentales a destacar, y que nos motiva seguir su luz es la lucha incansable por los derechos de los trabajadores y de la mujer. Con la gesta histórica del sufragio femenino dio paso a uno de los hechos más revolucionarios del siglo pasado. Sin duda alguna fue la abanderada de los humildes, la más amada por los más necesitados. Su nombre escribió un capitulo único e irrepetible en la historia de nuestro país, el mundo entero la llama “Evita”.

María Eva Duarte, nació el 7 de Mayo de 1919 en Los Toldos, Provincia de Buenos Aires, hija de madre soltera, esa coyuntura empujó su destino. Viajó a Buenos Aires y se convirtió en actriz. En 1944 conoció a Juan Domingo Perón, en circunstancias dramáticas una vez acaecido el terremoto que devastó la Pcia. de San Juan. Contraen enlace al año siguiente y comienza a gestarse su vocación hacia los más necesitados, haciendo de la ayuda social su bandera irrenunciable. Eran las elecciones presidenciales de 1946 y Perón sale triunfante. Inmediatamente Evita toma un poder importante en el gobierno creando la “Fundación Eva Perón”. Desde allí impulsa la creación de hospitales, asilos y escuelas. Su labor social estuvo dirigida en todo momento a los humildes, lo que la transformó en mito. El eje principal de su sustento fueron los sindicatos y sus trabajadores, a quienes ella llamaba cariñosamente sus “descamisados”. Murió como consecuencia de un cáncer, el 26 de Julio de 1952 a las 20.25, hora de su entrada a la inmortalidad.

error: Content is protected !!