En este momento estás viendo De vuelta con mamá

De vuelta con mamá

Un juez de Lomas de Zamora dispuso el retorno de un menor con su madre biológica (víctima de violencia de género) luego de haber presentado problemas de convivencia con el matrimonio que lo adoptó. 

En autos «FGE S/ ABRIGO», el  Juzgado de Familia N°9 de Lomas de Zamora dispuso el regreso de un menor (G.) su progenitora, toda vez que la conducta desplegada por los padres adoptivos, propició una esperable zozobra en el joven, con la consecuente y comprensible sensación de abandono y desamparo.

La madre biológica había sido víctima de violencia de género por parte del progenitor, motivo por el cual en el año 2012 se resolvió declarar a los hijos estado de abandono y consecuente situación de adoptabilidad.

Uno de los hijos (G) fue adoptado por un matrimonio, pero comenzó a mostrar problemas de convivencia y conducta: los adoptantes manifestaron que el menor realizaba tratamiento psicológico y psiquiátrico y que pese a ello se encontraba desestabilizado, que agredía tanto a la madre como a sus hijas, lo que las llevó a mudarse de domicilio, y que intento prender fuego la casa, les rompió objetos y la ropa de ella, y que en el colegio también presentó inconvenientes.

Por tal motivo, ordenaron el reencuentro del menor con su madre biológica, el cual fue exitoso: se observó demostraciones de afecto mutuos con abrazos, alegría, emoción, risas. “G.estaba feliz, cómodo, contento”.

En ese orden, el juez Esteban Félix García Martínez, titular del Juzgado de Familia N°9 de Lomas de Zamora, resolvió la restitución de G. con su madre.

 

El juez basó su decisión en que “aparece entonces -en este escenario infausto- y con apreciable interés para su bienestar, la viabilidad del reencuentro con su familia de origen, materializado con la reaparición -aunque no espontánea- de su progenitora”.

 

“Tras un año de éste resolutorio y más de seis de convivencia, el matrimonio se presentó y manifestó el deseo de no responsabilizarse más de sus cuidados, constituyendo así un nuevo abandono y la privación de todos sus derechos existenciales, de cuya eficacia y plenitud, eran garantes los nombrados adoptantes, circunstancia que a la hora de su examen, otorga una deplorable impresión en el Suscripto” expresó el magistrado.

El juez basó su decisión en que “aparece entonces -en este escenario infausto- y con apreciable interés para su bienestar, la viabilidad del reencuentro con su familia de origen, materializado con la reaparición -aunque no espontánea- de su progenitora”.

También tuvo en cuenta respecto de la madre que actualmente se encuentra realizando tratamiento psicológico al cual asiste con excelente presentismo y predisposición.

“Predispuesta en llevar a cabo, y ya transitando, su lugar como madre, respetuosa, cálida, amorosa, pendiente de los cuidados y necesidades de sus hijos. Con capacidad para poder efectuar un rol saludable y ofrecerle al niño un hogar sano, con respeto por el otro. Pudo elaborar su relación anterior y su posición como madre y ex pareja y construir limites a favor del cuidado y resguardo tanto propio como de sus hijos” concluyó el magistrado.

ver/descargar sentencia.