Nota con Adriana Ricci

Fundación Nexo es un colectivo de trabajadores y militantes de la diversidad sexual y de la promoción y protección de la salud.

“Nexo comenzó como una revista para la comunidad gay y fue creciendo. Fue un proyecto que llevó mucho tiempo y que requería mucho dinero que no teníamos. Por eso no la pudimos seguir sacando, pero continuamos como fundación”, explicó Adriana Ricci, integrante de la Comisión Directiva de la entidad.

Actualmente, la fundación trabaja en distintos ejes como el aspecto legal, a través del cual estuvieron presentes en la lucha por las leyes de matrimonio igualitario y de identidad de género. También presta su espacio para el funcionamiento de ATTTA (Asociación de Travestis, Transgéneros y Transexuales de la Argentina) y se especializa en tareas de prevención del VIH, a través de la realización de los novedosos testeos rápidos.

“Es algo nuevo que solo se está haciendo solamente en el Hospital Ramos Mejía y en nuestra organización. Esto se hace con el aporte del ministerio de Salud de la Nación y con la Coordinación SIDA de la Ciudad de Buenos Aires. Trabajamos básicamente con la comunidad LGBT, pero también vienen muchos heterosexuales que ven nuestra página y se siente a gusto, porque con nosotros encuentran fundamentalmente respeto”, remarcó Ricci en diálogo con Roberto Villalobos Atlas. 

Respecto al proceso que deben atravesar las personas que se realizan el test en la fundación, precisó: “Trabajamos la prevención a partir del conocimiento de las prácticas sexuales y las costumbres de las personas. Para eso tenemos una primera entrevista donde hablamos de situaciones de riesgo, sobre qué conocen sobre la sexualidad y sobre las formas de transmisión de los virus. El VIH es como el ‘caballito de batalla’, pero abordamos todas las enfermedades de transmisión sexual, como las hepatitis”.

“Luego, un orientador tiene una conversación privada con la persona, en la cual se habla de prevención y de las situaciones de riesgo que se han tenido, para evaluar el período ventana del virus. Se toma la muestra de sangre y, a los 20 minutos, a través del uso de la técnica de inmunocromatología, tenemos un resultado”, señaló la integrante de la entidad, quien remarcó los testeos son siempre gratuitos y confidenciales.

A la hora de dar cuenta del tipo de población que se acerca a Nexo, Ricci indicó: “Hay una población muy heterogénea. Hay gente que sabe mucho y que viene a testearse por control cada seis meses o un año, pero también hay personas que se acercan con mucho desconocimiento. Estos últimos, en general, son de vida heterosexual. Tienen menos de conciencia del peligro, creen que a ellos nos les va a pasar o creen que esta enfermedad ‘es de otros’. Cuando llegan a nosotros, se enteran de que tal vez les pasó”.

“Trabajamos mucho respecto a la prevención con talleres que se dictan durante todo el año en colegios, sociedades de fomento, centros culturales y grupos barriales, entre otros. Hacemos hincapié en la gente joven porque, aunque por suerte el escenario cambio y la infección es crónica, eso también hace que se la tomen más a la ligera. Por eso concientizamos respecto a que no es lo mismo tener una enfermedad que no”, destacó Ricci en la entrevista con Roberto Villalobos Atlas.

Finalmente, planteó: “Estamos esperando una cura y eso nos alienta a seguir trabajando. Creemos que puede estar cerca, porque los tratamientos fueron mejorando, las madres tienen a sus hijos sin que se infecten, la gente tiene mejor calidad de vida y ya no se muere por VIH”.

“El mejor método de prevención es invitar a la gente a que se testee. Cuanto más pronto se conoce el resultado, más temprano se pueden realizar las eventuales consultas con los médicos. Hay mucha gente que no lo sabe y, de esa manera, el virus se sigue transmitiendo”, concluyó.

error: Content is protected !!